Guía premium: prepara tu oficina en casa

¿Estás pensando en trabajar desde casa? ¿Quieres saber cómo montar tu oficina en casa? ¿Necesitas consejos, como una lista de cosas que te harán falta? ¡Has llegado al lugar indicado! Voy a recomendarte el material de oficina imprescindible para dar lo mejor de ti.

Índice del artículo:

Prepara tu oficina en casa

Con todo lo que está pasando con la pandemia, muchos se han visto obligados a montar su propia oficina en casa, y tanto si ahora mismo lo tuyo es el teletrabajo como si la situación te ha llevado a emprender por fin, lo que necesitas está claro: ¡material de oficina!

A continuación te recomendaré desde lo más importante y básico a detalles y complementos que podrán hacerte el trabajo más llevadero. Herramientas que incluso te ayudarán a organizarte mejor y a ser más productiva. ¡Comencemos!

Portátil Honor MagicBook 14 Notebook

¿Qué es lo más importante para trabajar desde casa? ¡Tener un ordenador! En este sentido, hay tantas opciones que puede ser estresante encontrar el adecuado.

Debes tener claro lo primero: ¿ordenador de mesa, portátil o tablet? Quizás no sepas bien por dónde tirar, pero yo te lo voy a simplificar. Mi recomendación: portátil.

El ordenador de mesa limita mucho, ocupa mucho espacio y es engorroso de montar, además de estar fijo en un lugar. Por otro lado, la tablet, que puede estar muy bien según tu trabajo, puede quedarse corta o salir muy cara para que las especificaciones realmente te sean útiles.

El portátil está justo en el centro de estas dos opciones. Es práctico, portable, ocupa poco espacio, es más económico, y a pesar de lo que pueda parecer, se trabaja muy bien en él.

Si bien es cierto que tienes que escoger un buen portátil que te permita ejecutar varios programas al mismo tiempo sin que eso ralentice tu trabajo, por ejemplo. Por eso te recomiendo este, el portátil de la marca secundaria de Huawei, el Honor MagicBook de 14 pulgadas. Para mí, un gran descubrimiento.

Soy algo exigente a la hora de invertir mi dinero, y por eso suelo hacer toda una investigación comparativa para ver cuál es la mejor opción para comprar (lógico, ¿no?). Y puedo decir que, a nivel técnico, el portátil Honor es de lo mejor para su rango de precio. Aunque os confieso que a mí no solo me importa la parte técnica (crucial), sino también la estética o la comodidad a la hora de estar horas usándolo.

Digamos que suelo buscar el paquete completo.

Este portátil me sorprendió porque es súper práctico, ligero, muy bonito y las teclas suaves. Se supone que es plata, color que me parece muy aburrido para un portátil, sinceramente, pero en realidad es así como un violeta metalizado maravilloso. Al menos el que yo compré. A mí me sorprendió cuando lo vi, porque en las fotos no se aprecia bien.

Y como detalle curioso y adicional, tiene detector de huella y la cámara web está oculta en una las teclas. ¡Esto me encanta! Lo diferencia de otros similares.

Si sois algo paranoicas con el tema de las cámaras web y demás, esto os va a parecer una genialidad. Se trata de una tecla que al pulsar hace aparecer una cámara pequeña. Así, si no necesitas hacer una videoconferencia, la tienes guardada y te despreocupas.

Por cierto, acaba de salir la versión de 15 pulgadas en lugar de 14, que quizás os pueda interesar más. Yo recomiendo el mío porque es el que he probado, pero probablemente sea una opción igual de buena.

¡Algo que se suele olvidar! Os aconsejo comprar el paquete Office para que tengáis acceso a herramientas tan básicas como el Word o el Excel. Hay muchos sitios de claves donde podéis haceros con esta licencia, pero si no os queréis complicar, podéis comprarla a través de Amazon ¡y una cosa menos!

Logitech M590 Ratón Inalámbrico

Si vas a trabajar desde casa, por muy bien que funcione el touchpad del portátil, necesitas un ratón. Tus dedos y tu muñeca te lo agradecerán, créeme. Mucho más si trabajas con programas de edición.

En este caso, también os voy a recomendar una compra propia: el ratón inalámbrico Logitech M590, uno de los mejores ratones que he tenido jamás.

Os cuento. Soy algo maniática con los cables. Para mí, un espacio de trabajo libre de cables es un espacio zen y un lugar donde se trabaja mucho mejor, por lo que soy una gran amante de los ratones inalámbricos.

Antes estaban «mal vistos» por cuestiones de batería, pero te puedo asegurar que este dura mogollón. Lo compré hace meses y aún no he tenido que cambiarle las pilas. Genial.

Es un ratón algo más caro de la media. De hecho he tenido (¡y tengo!) un montón de ratones, de todos los precios, tipos y calidades, y sin duda, para trabajar, merece la pena la inversión.

Este en concreto es pequeñito, muy manejable, perfecto para mí que tengo la mano pequeña, por ejemplo. No sé si os pasará también, pero me di cuenta de que si pasaba mucho tiempo usando de los grandes acababa por darme dolores de muñeca, y para quienes vivimos del ordenador, esto es un problema. Ojo, no es de los diminutos, ¿vale? Que también los hay, pero no quiero que os llevéis una idea equivocada.

En cuanto al tacto, es una maravilla. Muy suave y cómodo. Os encantará, y a poco que lo probéis…, ¡ya no concebiréis un mundo sin él!

Bromas aparte, lo más importante que tienes que saber con respecto a este ratón, además del tema de la batería, es lo silencioso que es. Increíble, de verdad, no produce nada de ruido al hacer clics.

Y como detalle opcional, la parte USB puede guardarse en la parte de las pilas, dentro del propio ratón. Tiene un hueco para que, si tienes que llevarlo de un lado a otro o lo tienes que guardar, no estés con la parte que va al portátil por ahí dando vueltas. Con lo pequeño que es al final siempre tienes que estar con cuidado de no perderlo. Con esto te despreocupas. Son detalles que, para mí, marcan la diferencia.

Además, ya como añadido, es Logitech. O sea, que tanto si te atraen las particularidades de este ratón como si no, sabes que es buena marca, y por consiguiente, buenos materiales y cero problemas.

Pendrive SanDisk Ultra Flair Memoria flash USB 3.0

Seguimos con «el equipo técnico» de tu oficina. Si tienes un ordenador, es más que seguro que necesites un pendrive. Te aconsejo que tengas uno propio para el trabajo, así no se mezclarán documentos.

Podrás guardar en él todos los archivos y asegurarte de tener copias de seguridad por lo que pueda suceder. Además, si en cualquier momento, tienes que trabajar en otro lugar al que no te hayas podido llevar tu portátil, teniendo los documentos en tu pendrive te asegurarás de poder hacerlo.

¿Por qué te recomiendo el SanDisk Ultra Flair Memoria flash USB 3.0? Porque en comparativa, es de los mejores que vas a encontrar. Es pequeño y muy ligero, es 3.0 (algo fundamental hoy en día) y tiene una velocidad de transferencia superior a la media. Lo cual te vendrá genial, porque todo lo que sea rapidez de respuesta se traducirá en un trabajo mucho más eficiente.

Este en particular es de 128 GB, una capacidad más que suficiente para casi cualquier tipo de trabajo. Siempre puedes hacerte con uno de 64GB, pero no te lo recomiendo. Por el precio al que está, te va a merecer mucho la pena.

Además, tiene muchas y muy buenas críticas, algo importante, porque te aseguras la satisfacción. Obviamente luego va en los criterios y necesidades de cada uno, pero en líneas generales, genera confianza y seguridad.

Silla de oficina SONGMICS OBG28BG

Bien. Sé que da pereza y que las sillas de oficina suelen ser bastante caras. Al final, por improvisar, acabamos usando alguna de las sillas de casa o alguna barata que encontremos para salir del paso.

Pero no, esto nos acaba pasando factura. Si tienes previsto pasar muchas horas trabajando delante del ordenador, es importante que la silla que tengas sea cómoda y práctica.

Pienso que las sillas son algo muy personal. ¡Qué tontería!, podréis pensar, pero tiene su aquel.

Cada persona es distinta, y no solo en gustos, sino en físico (altura, peso), en hábitos y en preferencias a nivel de materiales. Por poner un ejemplo, si eres un persona calurosa, quizás prefieras una silla de tela a una de cuero (sintético).

Si eres alto, quizás necesites un respaldo más alto, o si eres de caderas grandes como yo, que la parte de los reposabrazos no te compriman como lo haría un columpio de niños. ¡Qué horror!

En fin, que hay muchos detalles que pueden hacer que un buen producto no sea para cualquiera. Por suerte, hay una gran variedad en este sentido. Si bien es cierto, el tema de los reposabrazos es algo muy limitante. Si tenéis mi mismo problema, lo sabréis.

Por eso, dentro de las opiniones generales en cuanto a la calidad de los materiales y la durabilidad, fijándome algo también en un precio medio razonable y en un diseño estético (ya os dije que esta parte es fundamental para mí), además de dar por hecho que estaréis sentados en ella más horas de las que imagináis, al final me he decidido por la silla SONGMICS OBG28BG, pues parece que encaja en buena parte de la población y resuelve con éxito detalles incómodos que otras no.

Impresora multifunción HP DeskJet 2720

En ninguna oficina puede faltar una impresora. Tanto si para tu trabajo principal necesitas imprimir mucho (tipo informes y demás), como si no, necesitas una. Porque siempre, siempre, hace falta.

Y ya no solo para imprimir cualquier cosa, sino también para escanear, lo que viene estupendo para digitalizar documentos, como el DNI, tiques o facturas, por ejemplo. Tarde o temprano, necesitarás escanear algo.

Pero lo más útil, a mi juicio, es la fotocopiadora. Para cualquier trámite, ya sea por tema laboral o personal, te piden fotocopias de todo. Y sinceramente, tener que ir a un locutorio o una papelería pudiendo hacerlo en casa, me parece una pérdida de tiempo.

En cuestión de oficina y hogar, creo que las impresoras multifunción son de los mejores inventos que existen. Tener una es calidad de vida.

Y lo mejor, hoy en día son muy baratas.

En esto soy partidaria de lo contrario a lo que te he estado sugiriendo con el resto de artículos: prefiero las económicas. No la más barata del mercado, eso tampoco , ya sabéis que lo barato suele salir caro, pero centrándonos en marcas conocidas asociadas a la calidad, no tenemos por qué ir a impresoras de cien o doscientos euros.

Mi rango de precios aceptable está entre los 40€ y los 70€, más allá, me parece tirar el dinero. No porque sean malas, sino porque hoy en día hay opciones mucho más asequibles y buenas.

La que yo te recomiendo es la HP DeskJet 2720. Es de las mejores impresoras por menos 50€ que vas a encontrar. Cuenta con ahorro de energía, wifi, y ya puestos, con un diseño muy limpio y bonito. Aunque si no eres fan de la marca HP, siempre puedes hacerte con una Canon, de especificaciones similares y un precio algo superior.

Además, para facilitarte las cosas, me he tomado la molestia de mirar qué cartuchos de tinta necesitas para esta impresora. Los compatibles son los 305, y necesitarás tanto tinta negra para imprimir, como tinta de color.

¡Tampoco te olvides del papel! Un paquete de 500 folios te será más que suficiente para una buena temporada. Te he recomendado el más vendido de Amazon, pero puedes encontrarlos en supermercados como Carrefour y otros establecimientos que dispongan de material de oficina.

Fellowes 6M – Destructora/trituradora de papel

Si tienes pensado disponer de tu propia oficina en casa, probablemente necesites una destructora de papel. Tal vez no sea lo primero en lo que piensas, de hecho, para muchas personas esto está de más. Sin embargo, te aseguro que te facilita mucho la vida, y te servirá tanto para temas de trabajo como para asuntos personales.

¿Cuántas cartas tendrás por casa donde aparece tu nombre y dirección? Algún día tendrás que tirarlas, por mucha pereza que te dé. Pero si eres como yo, que las rompe en varios trozos y se asegura de separar bien la parte de la información personal, la tarea se vuelve más tediosa aún.

Con la trituradora de papel, te olvidas de eso. La que te recomiendo, la Destructora de papel Fellowes 6M, también admite tarjetas, tal y como he visto en los comentarios sobre el producto. Esto me parece muy importante, porque cortar una tarjeta no es algo fácil.

A nivel profesional, muchas empresas se toman muy en serio (como debe ser) la destrucción segura de datos confidenciales de sus clientes, sobre todo en cuestiones de facturas y demás. Si vas a manejar este tipo de información, hazte con una, porque te ahorrará mucho tiempo y esfuerzo.

Esta en concreto admite hasta 6 hojas a la vez, que está muy bien, aunque yo te aconsejo no abusar mucho de esto. Si prevés que le vas a dar mucho uso, te recomiendo también que te hagas con el lubricante para destructoras de papel, para que así las cuchillas te duren más y no tengas que invertir pronto en otra trituradora.

O si lo prefieres, también existen hojas especiales que cumplen con esta misma función: alargar la vida útil del producto. Se trata de unas hojas para lubricar y afilar las cuchillas de la trituradora. El sistema es muy sencillo, más limpio que el aceite lubricante y además afila las cuchillas, lo que te va a asegurar que con el tiempo siga cogiéndote esa cantidad de hojas, por ejemplo.

Ya es cuestión de gustos, pero a mí me parece más práctica la segunda opción. Y en cuanto a la frecuencia, lo aconsejable es cada vez que vacíes la trituradora. Lo que está bien, porque en función del uso, realizarás mayor mantenimiento o menos, pero sabrás que es el adecuado.

Material de oficina

En esta sección haré una recopilación de las cosas más pequeñas que de todas formas también necesitarás o de las que te vendría bien disponer. Por supuesto, es cuestión de cada cual hacerse con todas o solo con algunas de ellas, puede que incluso las tengas en casa ya (¡eso que te ahorras!), pero yo te incluyo mi selección propia. Después de todo, ¡esta es una guía premium! Para que no te falte de nada.

Al margen de bolígrafos, lápices y gomas de borrar (no te olvides del sacapuntas), creo que lo más importante para asegurarte una buena organización y productividad es tener una agenda. Por tratarse de temas profesionales, yo te recomiendo esta agenda planificadora semana vista de tamaño A4. También la tienes disponible en tamaño cuartilla (A5).

Como está pensada para el trabajo, la agenda se enfoca de tres modos: el semanal, el mensual y el anual. Algo que considero fundamental.

Así, puedes tener una idea más específica del trabajo diario, con un amplio horario que va desde las 7 de la mañana a las 8 de la tarde (aunque cuenta con espacio extra por si el tuyo se extiende más allá de las ocho); una idea general del mes para hacerte una idea rápida de qué toca cuándo en un solo vistazo, perfecto para distribuir tu tiempo de forma más eficiente; y una más global para cuando necesitas organizar el trabajo en eventos por temporada, como por ejemplo, inicio de colecciones de primavera/verano y otoño/invierno o campañas de Navidad, Vuelta al Cole, Halloween, etc.

Y si ya cuentas con una agenda, pero necesitas una dosis extra organizativa, este calendario mensual de pared es justo lo que estabas buscando. Como fanática del orden, te lo aseguro.

Tiene un buen tamaño, por lo que no te faltará espacio (que es el principal problema de la mayoría de planificadores mensuales) y te dará una visión completa de tus quehaceres de un vistazo. Además, el papel es grueso, de buena calidad, e incluye los meses que van desde julio 2020 a diciembre de 2021. He de confesaros que este ha sido un súper hallazgo para mí, ¡me chifla!

Bien, pasemos a otra forma eficiente de organizar el trabajo: los post-its. ¡Esenciales en toda mesa! Y si son de colores, ¡mejor! Los colores estimulan el cerebro, y si necesitas organizarte por temáticas o sectores, de un vistazo rápido podrás ver qué te toca en cada sección.

El paquete que más me ha gustado es este bloc de notas adhesivas en multicolor de 24 tacos. Sé que son algo caros, pero si los usas mucho, este te irá genial, porque te va a durar mogollón, y es una inversión que haces un vez y luego ya te olvidas. Y si no, siempre puedes hacerte con un paquete más pequeño o incluso de los individuales.

Eso sí, te recomiendo que te asegures de que sean de calidad, sobre todo si los necesitas pegar y despegar con frecuencia o mantener un tiempo en una pared o una pizarra. Ya depende de para qué vayas a usarlos o de tus hábitos. Solo ten en cuenta que, si son malos, se te caerán y perderán.

Date cuenta de que lo que determina este tipo de producto es la calidad del pegamento, así como la intensidad del color y el grosor del papel. En ese sentido pienso que, ya que me gasto el dinero, al menos sé que me facilitará la vida, que además de motivadores, son prácticos y buenos, que no tendré que ir por ahí recogiéndolos.

¡Continuamos! Si realizas informes o trabajas con facturas o fichas de productos, necesitas una grapadora. En productos así hay un montón de opciones, y de todas ellas, yo te recomiendo la grapadora sin esfuerzo Rapesco NEW Luna, de gran capacidad y de colores estupendos.

El paquete incluye dos cajas de grapas y, según los comentarios del producto, realmente va muy bien, grapa bastantes hojas y sin necesidad de hacer mucha fuerza. Lo que no incluye es el grapado abierto, pero sinceramente, creo que pocas personas usan esta función. En cualquier caso, yo lo aviso, por si buscáis una de ese tipo.

Y ya por último, otro de mis grandes y apreciados hallazgos en productos de oficina: el dispensador de cinta adhesiva Scotch C38. Llevo usándolo como tres años, y es maravilloso, de verdad. Lo compré en color menta y no me puede tener más enamorada. Precioso.

Te viene con cinta adhesiva blanca, no transparente, que es la común. Esto al principio no me gustó, pero le di una oportunidad y cuánto me alegro. En realidad no es opaca, por lo que casi siempre se camufla muy bien con la superficie. Aunque lo que más me gusta es que pega MUY bien, no deja residuos y se puede despegar (con cuidado) sin destrozar el papel.

En mi experiencia, el dispensador tiene el peso justo (cuenta con arenilla en el fondo) para que no se desplace. Yo suelo cortar el celo con una mano sin ninguna dificultad, y eso que tengo la mano pequeña. En este punto ten en cuenta una cosa: el celo que lleva de serie está pensado para este dispensador. Se desliza con suavidad y permite lo que estoy diciendo. Si le pones un celo con el pegamento más fuerte, tal vez necesites las dos manos.

Lo he usado para todo, y en especial, para los regalos de Navidad y los del Calendario de Adviento, así como cumpleaños, envío de paquetes y para pegar papel a la pared, la mesa o el ordenador. Como decía, echo mano de él con mucha frecuencia y durante bastante tiempo, y el dispensador está como el primer día.

Además, también cuentas con recambios de esta cinta adhesiva, que si te gusta tanto como a mí y lo conviertes en tu mejor aliado, te vendrán muy bien. Son cuatro y te dará para varios años.

¡Y hasta aquí esta Guía Premium sobre cómo montar tu propia oficina en casa! Espero que te haya gustado, y sobre todo, que te haya parecido práctica. Si es así, te agradecería que la compartieses en tus redes sociales, de esa forma nos ayudarías a seguir creciendo.

Deja una respuesta